Cabecera del Portal
Está en: Inicio > TURISMO Y OCIO > El Reloj de la Villa

El Reloj de la Villa

La realización del Reloj

Maquinaria

El contrato se firmó el 20 de marzo de 1590. Lo fabricó Antonio de Villafranca, cerrajero, vecino de León. Se le exigió que: “debía ser tan bueno como el reloj de la catedral de León”. Se acabó en 1599. En la leyenda dice: “Hubo este año peste general en España y costó la libra de pan un real”.
La torre fue realizada en 1590. El reloj costó 1.500 ducados. No se pudo poner en la torre de la iglesia por lo que hubo que construir una nueva torre. Para pagarla se pidió un préstamo a Juan de Mansilla. Está hecha de tapia, con un grosor de más de un metro y una altura superior a los 17,5 metros. Actualmente se encuentran recubiertas sus paredes con ladrillo visto.

Características

La Torre

Las pesas daban fuerza al reloj (antes eran cestas con piedras). Se subían cada 24 horas o menos, mediante una manivela. Al ir bajando por la gravedad, ésta fuerza se transmite a los engranajes (tren). Para hacer que el movimiento sea uniforme servirán el escape de paletas y el regulador o foliot.
Tiene dos trenes: de movimiento o reloj y sonería. El de reloj engloba desde su pesa al regulador, mientras que el de sonería mueve el mecanismo sonoro, es decir desde la rueda contadera a la campana. Para dar regularidad al reloj se instaló el regulador o foliot que consiste en un balancín dotado de contrapesos. Es el antecesor del péndulo, inventado en 1656 por Huygens.
Está construido en hierro y contenido en un armazón o jaula del mismo metal. Los encajes de la jaula se aseguran mediante chavetas, por eso no tiene tornillos. La esfera del reloj es reciente, del siglo XX, pues orientaban los sonidos que producía.

Mantenimiento

El mantenimiento ha sido fundamental para su conservación. Los vecinos se han encargado a lo largo del tiempo de engrasar el reloj, darle cuerda, subir las pesas, sustituir las piezas desgastadas, además de ajustarlo a las horas. Ha servido para la ordenación de los trabajos en el campo y la organización de las faenas comunales. Asimismo es motivo de orgullo para los vecinos.

Relojes y Relojeros leoneses

Reloj de la Puerta del Sol

El reloj más antiguo de la provincia se situó en la catedral de León en el siglo XIV, pero el que se conserva actualmente es el realizado en 1788 por Ramón Durán. En el ayuntamiento de Astorga destacan los conocidos “maragatos”.
Fueron muy importantes los relojeros leoneses: José Rodríguez de Losada conocido por haber realizado el reloj de la Puerta del Sol de Madrid (foto). También Antonio Canseco, de Rabanal del Camino, quien realizó muchos relojes para la Maragatería.
Los relojes públicos mecánicos surgieron entre 1280 y 1300. El más antiguo que se conserva es el de la catedral de Salisbury (Inglaterra), hecho en 1386. Los crearon congregaciones monásticas para regular las distintas horas de los rezos. Consistían en una maquinaria sencilla sin esfera. En el s. XIV llegaron a las iglesias y catedrales.
El período entre 1576 y 1630 fue el de mayor población y prosperidad de Santa Marina del Rey. Así se produjo la compra del señorío de la villa. En 1591 eran 237 vecinos, todos hidalgos. Se creó una panera para almacén y venta de grano, también un almacén para la sal. Por supuesto el reloj lo financió el concejo de Santa Marina.

Sede electrónica Portal de Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 377 086
  • Centro Médico ...: 987 377 227
  • Guardia Civil: 987 370 038
  • C.R.A. Santa M...: 987 377 168
Más teléfonos
Financiación